Home

No puedo arrancar esta nota de otro modo que no sea el intentar una explicación posible a esta obsesión casi maníaca que tengo por los Zapatos. Seguramente será un tema al que volveré y volveré una y otra vez, aunque más no sea por colgar fotos.

Es realmente notable como por ejemplo, si bien la miopía y el astigmatismo no me permiten hacer una buena lectura a distancia, todos los carteles de Marroquinerías y Zapaterías, puedo vislumbrarlos perfectamente. ¿La causa? ¡Estímulo puro!
Incluso cuando la mayoría de la veces no estoy tan segura de si es o no es una zapatería, la sola sospecha es razón suficiente para que me cruce de vereda y camine hacia donde no iba, o de hecho camine y camine con tal de verlos, admirarlos, y ¿por qué no? Mejor comprarlos.

Uno de los mejores o peores mails que puedo recibir, depende la altura del mes o el estado financiero en el que me encuentre, son los de “liquidaciones de Zapatos.” Que por estar suscripta a todos, me llegan siempre.
Es doble el estímulo que me provoca. Una adrenalina extra que hace que el impulso de ir a buscarlos sea incontrolable. Además estarán rebajados me digo, disipando alguna duda, como si la hubiera, de salir corriendo a que sean míos.

Los Zapatos de hecho son mi tipo de medida standards en el tema costos. El precio de los zapatos o botas más lindos de la temporada tienen que estar por encima de todo lo que compre en cuestión de moda, vestimenta y demás. Es decir, ningún vestido, a no ser que sea exclusivo, o lleve etiqueta de diseñador, pueden ser más caros que un par de zapatos de mis diseñadoras predilectas.”Jamás”
Y si bien “trato” de buscar comodidad, siempre terminan ganando los tacos, las sandalias, los más glamorosos aunque los termine usando dos veces.

No sé me encanta verlos, admirarlos. Sentir las distintas texturas, combinaciones de colores, formas…Me OBSESIONAN y he conseguido libros de zapatos, revistas de zapatos, y comprado moldes antiguos de zapatos que disfruto pintar.

                      “Fotografia tomada de algunos de mis moldes”

Mi marido aún me mira desconcertado cada vez que aparezco con una nueva bolsa de zapatos, se pregunta dónde los voy a meter. Aunque prefiere callar. Será porque como una vez me dijo, “es increíble como te brillan los ojitos por unos zapatos ¡wow! son zapatos nada más” “Y nada menos… le dije yo”

Y es que quizás él crea no comprenderlo, pero es que todas las mujeres, como dice Linda O keeffe, “tenemos el deseo más o menos conciente de sentirnos románticas”
Todas crecemos creyendo en el mito de Cenicienta. Y no es un dato menor para mi, cuando íbamos a casarnos, como sería de día en un campo, no dudé en mandarme hacer unas botas a medida al estilo Jane Austen en un lugar que se dedica a zapatos de novias cuyo nombre es “Zinderella Shoes”

“Los zapatos proporcionan el impulso necesario para caminar, son una forma de despojarse del pasado y de dar un paso hacia el futuro. Durante buena parte de la historia los zapatos han permanecido ocultos bajo el atuendo de la mujer, recluidos en enaguas o bajo nubes de creolina. Irónicamente eran y siguen siendo una de las partes más reveladoras. Los ojos pueden ser el espejo del alma, pero los zapatos son la puerta de la mente”

Oleo sobre tela “No podia salir a comprar y me puse a pintar”

Muchos psicólogos que han estudiando el significado de tanto interés por los zapatos, lo asocian a símbolos fálicos Ups! Dicen que la mujer que colecciona zapatos es una viajera frustrada, otros sugieren que con ellos emprende una búsqueda simbólica de respuestas.
Yo me quedo con la frase de la cronista de modas Holly Brubach “Un par de zapatos nuevos puede no curar un corazón roto, ni aliviar un dolor de cabeza por tensión; pero sí calmar los síntomas y mitigar la tristeza.” Incluso la mujer menos frívola del mundo ha sido descubierta gastándose todo en unos buenos pares alguna vez”

¿Y quieren que les diga porqué?
Porque los zapatos nos agregan altura. Nos cambian la postura…
Pero sobre todo porque tenemos una sola vida, y lo que nos gusta y nos hace bien no tiene precio…

About these ads

3 thoughts on “"Obsesión por los Zapatos"

  1. Hola, Tambien me llamo Lelis, y tambien amo los Zapatos……tanto tanto me gustan , que ahora me dedico a diseñarlos!!
    ese libro lo tengo es buenísimo!!!
    besos
    Me encantú tu nota, parecia que yo misma la había escrito

  2. Gracias Lelis!! Sabía que había alguien con mi nombre en algún lado, dedicándose a esta pasión que nos une… ¿Ya me enviaste la forma de ver tus diseños? Por favor, que me da mucha ansiedad…Y a propósito de libros,hay otros 2 que trato de conseguir hace tiempo sin suerte, uno de ellos tiene unas fotos increíbles de diseños de Manolo Blahnik ¿Sabes cuál te digo? Y el otro es "vida y obra de Ferragamo" Tenés algún dato de dónde conseguirlos? Porque la única forma que encontré es pedirlos afuera…
    Quedemos en contacto!! Gracias por tu comentario! Besos!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s