Home

Como en los cuentos que nos relataban nuestras madres y abuelas de pequeños, donde habia brujas, hadas y hechiceros con capacidades como para dormir a bellas, convertir a sapos en principes, o a pobres cenicientas en princesas. La realidad siempre supera la imaginación, o quizás en muchos de esos relatos tan antiguos, existe un correlato muy real…
Como todos los domingos, mientras desayunamos y leemos los diarios con mi marido, un artículo de la revista de la Nación logra captar mi atención; se titula “Esencia de reina”,y cuenta como investigadores del museo egipcio de la Universidad de Bonn, en un reciente estudio, sostienen que una de las escencias usadas en el magnético perfume llevado por Maattkara Hatshepsut, quien fue coronada faraona de Egipto, y famosa por mantenerse en el poder por más de 20 años, sería la fragancia del “incienso”, más conocida como “la esencia de los dioses”.
Lo increible es que una botellita disecada con su nombre, que acaba de ser encontrada por arqueólogos en Eritrea, lugar de donde los egipcios importaban sus artículos de lujo como el ébano, podría contener los restos de aquél perfume de hace 3500 años y está siendo recreada con desesperación por científicos y  compañías de perfumes, que imagino, deben relamerse haciendo cuentas de las monumentales ganancias que representa un producto con semejante leyenda.

 Así fue como comencé a pensar en lo que nos sucede “cuando se trata de buscar soluciones mágicas”, o de creer en fórmulas que en un abrir y cerrar de ojos, cambiarían nuestra realidad para siempre. Resulta fácil, plancentero y liberador imaginar que es posible obtener resultados rápidos, aunque tan sólo sea por un instante…

Será que somos todos, en mayor o menor medida, adictos a todo tipo de recurso sobrehumano simplemente porque aceptar nuestras limitaciones como tales, sería cuando menos, aburrido, frustrante, desesperanzador, etc, etc, etc. Si tan sólo tuviéramos una varita mágica…¡Ay cuánto cambiaría con un click!; si hubiéramos podido aprendernos un hechizo cuantos sapos habríamos dejado en el camino; y que de bellas dormidas para siempre.

Buscamos todo el tiempo aferrarnos a algún tipo de ilusión sobrenatural, las usamos y las fomentamos hasta en los niños porque las amamos. Me encantan los dibujos animados y veo que esta tendencia de los superpoderes, incluso es mayor que cuando yo era chica, todos los personajes actuales, sobre todo los japoneses, tienen poderes exageradamente increibles.

Y quién no tiene un amuleto de la suerte, o consulta cada tanto a una bruja, recurre al Botox, o a la última promesa de juventud de los laboratorios Lancome, Dior, Laroche o Shendall…

Todo vale si de lucir mejor, encontrar una solución mediante alguna artimaña, o tener poder se trata. Como en la película “Death Becomes Her” (La muerta os sienta bien) con Goldie Hawn, Meryl Streep, Bruce Willis, e Isabella Rosellini , cuyo último personaje es la bella e enigmática dueña del elixir de juventud, tras el cual corren sus protagonistas para conseguir ser bellas, pero condenadas a vivir eternamente en post de mantener el estado que mágicamente han logrado.

Porque como siempre sucede, lo rápido tiene su precio, y es ahí donde nos damos cuenta que estamos en el mundo real…Cuando pagamos las cremas, el perfume, cuando pagamos y además sufrimos el Botox, cuando llega la hora de dar algo a cambio de…

Como la moraleja de la película, es conveniente analizar muy bien los pros y los contras de las promesas de soluciones mágicas, o de cruzar la barrera para fiarse de artimañas sobrenaturales; como dice el dicho: “No creo en brujas, pero que las hay, las hay”. No todo lo que parece ser “tan bueno,” lo es en verdad, o merece el sacrificio que hay que entregar a cambio.
Sin embargo, lo más sano y lindo es “jugar a las princesas y ver a Campanita con mis sobrinas”, soñar con las zapatillas de cristal de cenicienta…y quizás ¿por qué no? encontrarlas en alguna tienda… Después de todo, hay muchas formas de concebir y vivir la magia.Siempre hay que animarse a buscarla en todas partes.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s