Home
“Dos de los últimos lanzamientos “
¿Cómo probar un perfume?

Cuando pruebes una fragancia, deja que se evapore de manera natural en la cara interna de la muñeca. Sólo unas gotas y luego de unos instantes la fragancia cobrará vida en tu piel.

No frotes las zonas en las que aplicaste la fragancia. La fricción daña las moléculas y altera las notas.

No te recomienda oler una fragancia de su botella, ya que tu nariz sólo percibirá las notas fuertes y ácidas del alcohol y las notas altas de la misma. Sólo tu piel permitirá que la fragancia viva, sólo así revelará sus notas y harán que se perciba de una manera única en tu piel.

Es recomendable para probar cualquier perfume, utilizar la versión menos concentrada como lo son las colonias.

Se pueden probar de 5 a 6 perfumes si todos son muy diferentes, pero de 2 a 3 si son del mismo tipo. Siempre se debe comenzar por los más ligeros y colocarlos en la piel en lugares que no estén cercanos.

Si se satura el olfato con el aroma de los perfumes es recomendable oler unos granos de café, de este modo se neutralizan los aromas y puedes volver a probar otros perfumes.

No debes seleccionar un perfume porque te gustó cómo olía en alguien más. Una esencia nunca es la misma en otra persona, la química corporal de cada persona le da ese toque único y especial.

Para que el perfume se fije mejor, úntate primero un poco de crema humectante sin aroma. Esto es especialmente bueno para las pieles secas. Para que la piel no se manche, evita perfumarte en lugares donde estes expuesta al  sol.

Usa un perfume a diario, ya que aumenta la sensación de bienestar, añade un toque especial de mimos a tu vida y házla especial para tí y para los que te rodean.

Cuando vayas a elegir un perfume, procura no llevar ninguno puesto.

Un perfume nuevo sin abrir, puede durar aproximadamente un año, generalmente más, siempre y cuando esté almacenado correctamente.

Una vez que se ha abierto, debe usarse. De otra manera, el aroma empezará irremediablemente a cambiar con el paso del tiempo. La larga exposición a los rayos solares o a temperaturas extremas puede modificar el delicado balance de la fórmula.

Para que se conserve por más tiempo, manten tu perfume en un lugar fresco y seco, lejos de la luz directa, de preferencia en su caja.

Se puede decir que un perfume se ha echado a perder o se ha deteriorado cuando su color ha cambiado drásticamente, cuando se ha espesado y su olor es agrio.
Un perfume puede oler diferente en cuanto lo pruebas en la perfumería y luego cuando lo hueles de nuevo en casa debido a que la impresión de un perfume depende en gran parte del ambiente en que es experimentado. Las diferencias de temperatura y de humedad son importantes, pero la razón principal es que cada perfume tiene su propio tiempo de evaporación y desarrolla su carácter verdadero sólo después de un cierto periodo.

El olor del perfume cambia debido al olor de la piel, el olor de la piel cambia porque la comida muy condimentada o especiada tiene efecto en la transpiración .
Aplicarlo en la cara es muy mala idea, sobretodo si eres de las personas que saludan con besos, por favor ni se te ocurra pues al que te bese le quedará el sabor de tu perfume

No deben de usarse varias fragancias al mismo tiempo ya que cada perfume es una armonía por sí mismo. Si se usa más de uno al mismo tiempo, una desarmonía generalmente resulta que destruye los caracteres de todos ellos. Aún peor, puede causar una desagradable impresión.

¿Dónde me perfumo?

Los aromas tienden a subir. Por eso si te perfumas sólo detrás de las orejas, el olor subirá y se desvanecerá enseguida por encima de tu cabeza. El perfume debe aplicarse en las zonas donde “late” más tu corazón, como el cuello, la nuca, el pliegue de los codos, las muñecas, detrás del lóbulo del oreja, y hay quien también se lo aplica detrás de las rodillas.

El perfume debe aplicarse en donde la piel es especialmente cálida y haya una buena circulación de sangre. Detrás del oído y la muñeca son excelentes lugares para el perfume. Un cabello recién lavado es también un buen conductor de la fragancia y también lo es la ropa hecha de telas naturales y por supuesto pieles.
 Las chicas que nos gusta cambiar seguido de fragancia debemos tener cuidado de utilizar las fragancias sobre la ropa. El olor que queda en la prenda, puede no ser compatible del todo con la fragancia que se elija la próxima vez que se use.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s