Home
Acabo de tener una bebita hace un mes y medio y como todas las mujeres en mi situación, aún tengo unos kilos de más que, si bien no me quitan el sueño, me incomodan y quiero perder cuanto antes.

Es hermoso tener un bebe y todo lo que el embarazo conlleva, pero lo cierto es que existe un antes y un después del parto donde no todo es color de rosa para la mayoría de las mujeres.

Atrás quedaron los privilegios del embarazo..

Llega la hora de enfrentar a la balanza, de vernos al espejo y de encontrarnos con esos kilos de más que hacen que nuestra ropa no nos quede bien.

 Existe una presión con la imagen desde los medios de comunicación que consumimos como revistas, publicidades, etc. mostrándonos cómo se puede estar espléndida en poco tiempo (o por lo menos es lo que hacen las “celebridades”) Es fundamental aprender a manejar estas influencias, y sobre todo nuestra propia presión por recuperar la figura y vernos como lucíamos antes para no sentirnos frustradas.

Reflexionar acerca de que acabamos de tener un niño, y que incluso si como en mi caso fue por cesárea, no podemos hacer ejercios, ni comenzar dietas demasiado restringidas en calorías porque no es sano ni para nosotras ni para el bebe que debemos alimentar y cuidar es querernos y no arriesgarnos a que algo malo nos suceda por impacientes.

“Son muchos cambios…”

Siempre quise ser madre, incluso inconcientemente, es una necesidad que la mayoría de las mujeres tenemos, pero de todas las experiencias que atravesamos en nuestra vida, quizás ésta sea la más intensa, la que nos demanda “todo” de nosotras y para siempre. Y aunque estamos muy felices, es duro enfrentar los primeros meses del post parto donde no encontramos qué ponernos, nos vemos demacradas por la falta de sueño y el cansancio, y tenemos una revolución de hormonas que nos provoca reacciones adversas permanentemente.

Como nunca antes lo imaginé, agradezco los pocos minutos que tengo para estar sola, peinarme y arreglarme o salir a caminar unas cuadras para distraerme un poco mientras mi marido cuida a nuestra hija. Y de todos modos me siento tensionada por dejarla, aunque soy conciente que es sano para las dos separarnos por un rato…

Definitivamente mi vida a cambiado para siempre. ¿Habrá cambiado mi figura también para siempre?
Ayer miraba un programa en Discovery Home &Health (http://www.discoverymujer.com/) sobre este tema, que aprovecho para recomendarles ver a quienes lean esta nota. Me sentí muy identificada con la mirada y las historias de vida de distintas mujeres que atraviesan el puerperio, es increíble hasta donde somos capaces de llegar por vanidad

                                 “Armarse de paciencia es la consigna”

Probablemente nunca vuelva al peso con que inicié este viaje a la maternidad…
¿y qué hay con eso? Quizás unos kilos más que antes,después de todo, no son una tragedia. Aunque no siempre lo razonemos de este modo, sobre todo cuando vemos otras mujeres pasar delgadas a nuestro lado.
Si durante el embarazo la ansiedad pasaba por ver el rostro de nuestro bebé, ahora que lo tenemos en nuestros brazos, pasa por vernos bien ya.

Aceptar la nueva imagen que nos devuelve el espejo y habilitarnos una rutina progresiva de ejercicios junto a una alimentación sana será nuestra salvación.
En otra nota les paso los Tips que resultan saludables para perder peso durante la Lactancia.

Algo que hice y me ayuda mucho es salir de compras y adquirir vestidos y camisas en mi nueva talla que me resultan prácticos para alimentar a mi bebe pero que se ven bien modernos, ya que no es bueno seguir usando ropa de embarazo que de hecho nos quedará más grande de lo que necesitamos. Ir a la peluqueria y estar arregladas la mayor cantidad de tiempo posible, es también un hábito que nos hace sentir mejor y nos estimula en estos momentos de tanta sensibilidad con el espejo.Compatir cómo nos sentimos como lo estoy haciendo desde este blog es la mejor terapia porque a todas nos pasa lo mismo y los que nos quieren nos comprenderán.

Todo lleva su tiempo y aprender a respetarlos es un aprendizaje que nos ayudará a seguir creciendo…

“Mirar a los ojos a mi beba y alimentarla hace que cualquier cosa que haya hecho o vaya a hacer para estar aquí hoy con ella valga la pena”

“Evaluar todo lo que he ganado con cada marca que sella mi cuerpo es parte de la vida.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s